Saltar al contenido

Drive (2011)

Crítica de Drive, 2011

Crítica de Drive, 2011

No tenía idea de coches y ni siquiera conocía Los Ángeles, pero eso no impidió al danés Nicolas Winding Refn rodar una de las películas más comentadas de 2011: ‘Drive’. Durante meses se discutió si el film merecía entrar en las nominaciones a los Oscars y se creó una corriente de opinión positiva en la que colaboraron periodistas, críticos de cine y cierto sector del público.

Al final sólo consiguió una nominación a la mejor edición de sonido, categoría en la que fue batida por ‘La invención de Hugo’ de Martin Scorsese. Esto terminó por colocar a ‘Drive’ entre las películas de culto incomprendidas por la Academia de Hollywood y por el público mainstream, ganándose una aureola que ya veremos si resiste en el futuro.

‘Drive’ tiene como protagonista a un personaje anónimo –su nombre nunca se pronuncia– encarnado por Ryan Gosling, el cual se gana la vida con tres trabajos diferentes, todos peligrosos y todos relacionados con automóviles: es mecánico, extra de cine y cómplice en atracos industriales.

Es un lobo solitario, un tipo capaz de recorrer Los Ángeles en mitad de la noche a toda velocidad sin mover un músculo, haciendo gala de una sangre fría bestial. También luce con orgullo una chaqueta con el dibujo de un escorpión dorado que a cualquier otro le quedaría ridícula, pero que a él acaba por darle un tono sombrío muy personal.

Y, aunque no conocemos su pasado, su mirada perdida nos indica que en algún momento sobrevivió a una experiencia traumática que le hace caminar levitando dos palmos por encima del suelo.

El conductor es un hombre acostumbrado a tenerlo todo bajo control pese a la constante presión a la que se ve sometido. Pero no cuenta con la aparición de un factor nuevo en el trabajo que acaba de aceptar. Ahora no sólo deberá proteger a la familia de un tarado recién salido de la cárcel que debe saldar una deuda; también tendrá que reconocer que se ha enamorado de Irene (Carey Mulligan), la mujer de su cliente, una chica cuya juventud ha sido destrozada.

Cuando ella y su hijo se quedan solos en un mundo de gángsters, nuestro héroe decide protegerles. Sabe que es una decisión funesta, lo presiente como lo presentían los galanes del cine negro en los años 40. Pero, aún así, se obliga a cambiar sus rígidas normas de conducta.

Estilo propio

Nicolas Winding Refn supo rodar ‘Drive’ con un estilo propio, algo que siempre es digno de alabar: desde la música al montaje, pasando por el desarrollo del guión –sólo un poquito previsible– y el ritmo pausado de la historia. La primera escena es de una precisión excelente: filmada desde dentro del coche, con el único sonido del acelerador, los frenos, la sirena de la policía y la locución de un partido de baloncesto que parece ser muy interesante para el conductor.

Casi nadie podrá hablar mal de ella. Todo lo contrario que de la escena del ascensor –con esa luz mística y romántica que precede a un ataque violentísimo–, que generó opiniones de toda clase y que probablemente sea como la película misma: ni tan genial, ni tan mediocre.

Dos apuntes para acabar: la magnífica banda sonora, encabezada por el sugestivo ‘Nightcall’ de Kavinsky y el ‘A real hero’ de College & Electric Youth; y las grandísimas elecciones del casting para el resto de personajes, que rayan a gran altura. Pocos actores mejores que Bryan Cranston para interpretar al mecánico con cara de desgraciado, o que Albert Brooks para el mafioso número 1. Sin embargo, el poso que deja la película es de que hemos visto algo diferente, pero no brillante.

Quizá sea porque no consigue eliminar completamente de nuestro subconsciente la incredulidad que nos provoca el hombre de la chaqueta del escorpión. O quizá sea porque intuímos que Nicolas Winding Refn está llamado a dirigir obras mayores. Le seguiremos.

Reseña de Drive (2011)

Ficha técnica(+)

Título original: ‘Drive’. Dirección: Nicolas Winding Refn. Guión: Hossein Amini. Reparto: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Ron Perlman, Christina Hendricks, Oscar Isaac, Bryan Cranston, Albert Brooks, Tina Huang, Joe Pingue, César García. Duración: 95 min. País: Estados Unidos.

Otras críticas

“El arranque es todo un ejemplo de perfecta planificación, montaje y realización al servicio de una huida en la que se demuestra la pericia del protagonista. De ahí en adelante, el film se mueve con buen pulso y no decae” (Vicente Díaz, ‘The Cult’). (+)

“…la autoconsciencia de la apuesta de ‘Drive’ no quita peso específico a la brillantez de su carrocería ni a la potencia de su motor” (Sergi Sánchez, ‘Fotogramas’). (+)

Drive (2011)
Drive (2011) 1

No tenía idea de coches y ni siquiera conocía Los Ángeles, pero eso no impidió al danés Nicolas Winding Refn rodar una de las películas más comentadas de 2

Calificación del Editor:
4